Etiquetas

, ,

Hay muchas cosas que podría comentar sobre The Crow, desde su estética que sirvió de referente para películas como Matrix, hasta la muerte de Brandon Lee en el set de filmación, en circunstancias todavía nebulosas. Pero de lo que quiero hablar en esta ocasión es sobre su soundtrack.

La música de esta película formó parte del soundtrack de mi vida. Una tarde saliendo de la prepa, algún amante de lo ajeno tuvo la ocurrencia de despojarme de mi discman con el cd original de The Crow, dudo mucho que el disco haya hecho las delicias del caco, seguramente éste le cedió lugar en el reproductor a algún material con menos valor artístico y emocional. Para mi resulta imprescindible escuchar música andando por la ciudad, y afortunadamente por aquel entonces también existían los walkman, y yo tenía la costumbre de grabar mis mixtapes -ahora tan de moda- en los que no faltaba alguna rola de este disco.

Mención aparte merece el asombroso score compuesto por Graeme Revell.

The Crow es una de esas películas en las que la música se fusiona impecablemente con las imágenes, recuerdo principalmente tres escenas que lo ejemplifican: la histórica escena del espejo y el maquillaje con “Burn” de The Cure, la persecución del cuervo por el techo con “Dead Souls” versión de Nine Inch Nails, y la escena del solo de guitarra conocido como “Inferno” o “Captive Child”. Además son memorables los cameos de My Life With The Thrill Kill Kult y Medicine tocando en el antro de Top Dollar.

Con una imagen completamente gótica, podría esperarse que el soundtrack estuviera en esa misma línea, afortunadamente James O’Barr, quien es además el creador del comic original de The Crow, se encargo de seleccionar canciones de estilos muy diversos, pero completamente congruentes con la historia de la película, y digo afortunadamente ya que el eclecticismo me parece un acierto en este caso, para mi regocijo hay desde metal hasta folk, pasando por industrial.

Entre covers y material inédito o re-trabajado, el soundtrack incluye sólo temas realizados expresamente para la película; Nine Inch Nails coverea “Dead Souls” de Joy Division, Pantera hace el cover de “The Badge” de Poison (que dicho sea de paso, incluye sampleos de Taxi Driver), Rollins Band hace “Ghost Rider” (sobre el mismo personaje de Marvel Comics) original de Suicide. Rage Against the Machine volvió a grabar su b-side “Darkness of Greed” y lo rebautizó como “Darkness”, además The Cure escribió “Burn” especialmente para este soundtrack. La canción de Stone Temple Pilots “Big Empty, ganó un MTV Movie Award en 1995, ésta no era su elección inicial para el soundtrack pero fue incluida tras la muerte de Brandon Lee. Paradójicamente la canción “Tracking the Prey” del grupo ficticio Hangman’s Joke’  –que aparece brevemente en la película-, no se encuentra completa y sólo figura un fragmento en el score de Graeme Revell.

La inclusión de canciones de The Cure y Joy Division son notables debido a la influencia de ambas bandas en el comic de O’Barr, la letra completa de “The Hanging Garden” de The Cure aparece en una página entera del comic, y algunos capítulos llevan nombres de canciones de Joy Division, “Atmosphere” y “Atrocity Exhibition”, por ejemplo.

El disco se integra por 14 temas, perfectamente adaptados a una historia con diferentes matices y tan disfrutables como la película.

Track List:

01. The Cure – Burn
02. Machines Of Loving Grace – Golgotha Tenement Blues
03. Stone Temple Pilots – Big Empty
04. Nine Inch Nails – Dead Souls
05. Rage Against The Machine – Darkness
06. Violent Femmes – Color Me Once
07. Rollins Band – Ghostrider
08. Helmet – Milktoast
09. Pantera – The Badge
10. For Love Not Lisa – Slip Slide Melting
11. My Life With The Thrill Kill Kult – After The Flesh
12. The Jesus And Mary Chain – Snakerider
13. Medicine – Time Baby III
14. Jane Siberry – It Can’t Rain All The Time

Sello: Atlantic.

Lanzamiento: 29 de Marzo 1994.

Escenas: The Cure “Burn” & NIN “Dead Souls”

Solo de guitarra: Inferno – Captive Child

Score Graeme Revell: Birth Of A Legend