Etiquetas

, , , , ,

Gone-GirlHe visto algunos listados de películas gore donde colocan erróneamente a ‘Gone Girl’, sólo por una de sus escenas, la única con sangre en toda la película. Lo mismo ocurre con ‘Audition’ de Takashi Miike, que es un drama o romance, pero está clasificada como terror-gore por una escena particular, la cual incluso es ficticia (sólo una pesadilla) dentro de la historia. Así que fue la melcocha, en primer lugar, lo que me motivó a verla. Gone Girl es un thriller sobre un asesinato, basado parcialmente en el caso real de Scott Lee Peterson, declarado culpable del asesinato de su esposa y de su hijo no nato. Un caso que predominó en los medios estadounidenses durante varias semanas. Pero resulta que el gore es meramente anecdótico.

La historia tiene muchos cabos sueltos y argumentos poco creíbles, está repleta de dispositivos de trama artificial y deus ex machinas que sirven sólo para avanzar líneas de argumentos sin sentido (muy parecido a lo que hace Dann Brown). Es cambiante y tiene cosas “inesperadas”, inesperadas porque son absurdas. Los agujeros de la trama son enormes, se requiere hacer un esfuerzo por creerse la película. El único punto en el que es realista es en su representación de los medios de comunicación y de cómo se deleitan en la tragedia y la perversión.

Lo que Gone Girl hace bien, es entrar en la psique de la audiencia con respecto al matrimonio, y la ideología detrás de una institución sagrada que está corrupta. Tiene un montón de giros y vueltas que mantienen el interés, no sólo por adivinar la verdad sobre el asesinato, sino las intenciones de cada personaje. El diálogo es nítido, los personajes son de múltiples capas y tiene buenas actuaciones y frases. Cada plano está meticulosamente planificado, cinematográficamente es magnífica. El score de Trent Reznor y Atticus Ross, bien como siempre.

Es una mezcla de cosas buenas y malas. Habiendo escrito esto, estoy tratando de destacar lo que tiene de bueno, y aparte algunos valores de producción decentes, pero tengo problemas sobre si recomendarla al público general, creo que es una película de visita obligada para quienes gustan del cine. Es definitivamente entretenida, pero poco convincente, el final puede ser frustrante, alegórico a lo que algunos viven a diario de forma menos intensa.

Año: 2014
Director: David Fincher
Escritores: Gillian Flynn (screenplay / novel)
Reparto: Ben Affleck, Rosamund Pike, Neil Patrick Harris

Anuncios