The Ballad Of Buster Scruggs: Los Restos Mortales

The Ballad of Buster Scruggs puede no ser la mejor película de los hermanos Coen, pero sí cristaliza sus temáticas más recurrentes. Se sirve del western como lienzo para explorar la moralidad y la muerte. No pretende ser un relato histórico con personas reales, sino que muestra el viejo oeste como se ha visto a través del cine, con cierto humor y con personajes entrañables en paisajes majestuosos. A través de los seis cortometrajes que la integran, podemos ver la aleatoriedad de la muerte y la injusticia de la vida. En la última entrega, “The Mortal Remains (Los Restos Mortales)”, los Coen retiran la cámara de la campiña, para hacer un viaje introspectivo a la otra vida, observado desde le interior de un carruaje.

Parece el trayecto normal de una diligencia, pero lentamente se revela como el paso al más allá de tres personas: un francés, una dama y un cazador, cuyas almas son recolectadas por un inglés y un irlandés. El Sr. Thorpe, el cuerpo inerte que viaja en el techo de la diligencia, también está cruzando, pero no ha podido permitirse el lujo de ir dentro de la carroza. Es una parábola. Mientras la gente muere en los otros cortos de Buster Scruggs , “The Mortal Remains” es el único en que los personajes ya están todos muertos, aunque tres de los personajes ignoran lo que les está ocurriendo realmente en su recorrido.

Imagen relacionada

El conductor del carruaje, es la Muerte, “No se detendrá por ningún motivo, es una política”, dicen el inglés y el Irlandés, quienes admiten ser “cosechadores -recolectores- de almas”, y se ofenden cuando se les llama “cazarecompensas”. A medida que el segmento avanza, la iluminación pasa de un brillo cálido (vida) a frío y azul (muerte).

Los personajes de este corto, tienen diferentes filosofías. El Cazador,
charla sobre su pasada relación con una mujer nativa, en la cual ninguno de los dos entendía el idioma del otro, pero observando sus emociones básicas lo llevaron a concluir que “las personas son como hurones o castores, todas bastante parecidas” en sus necesidades y deseos primitivos. La Dama, una cristiana devota, refuta con indignación afirmando que hay dos tipos de personas, “los rectos y los pecadores”, y explica que su marido, de quien ha estado separada durante tres años, es un orador retirado sobre “higiene moral y espiritual”.  El Francés, desafía las reflexiones de La Dama, sobre la innata subjetividad individual de la humanidad, cuestiona si su marido concibe el amor de la misma forma que ella y si ha permanecido leal a ella, para él las personas se dividen en “afortunadas y desdichadas”. La Dama ve su relación con su marido como profunda y duradera “la gente decente es fiel a los demás y a sí misma (…) Entre gente decente, las relaciones son eternas” dice, mientras que el Francés ve esa relación como una broma. El Cazador piensa que tuvo un vínculo profundo con una mujer sioux, pero literalmente ni siquiera hablaban el mismo idioma.

Lo que este tipo de conversaciones señala, es que siempre nos esforzamos por justificar nuestras creencias y nuestro punto de vista. Tenemos mucha confianza en nuestra visión del mundo y, como señala el inglés, “Nos encanta escuchar sobre nosotros mismos. Mientras la gente en la historia sea como nosotros, pero no seamos nosotros. Especialmente al final de la historia”. Todos somos culpables de sesgo de confirmación (la tendencia de una persona a favorecer la información que confirma sus suposiciones), pero eso no nos salva. La Dama está tan muerta como El Francés, quien está tan muerto como el Cazador.

Por supuesto, podríamos afirmar que en los otros cortos, los personajes centrales ya están condenados y muertos, simplemente no lo saben todavía. Buster Scruggs, muere producto de su arrogancia en un tiroteo. El asalta bancos es ahorcado (dos veces). El joven sin piernas ni brazos, ahogado, sentenciado a la muerte por no ser alguien de utilidad. El ladrón de pepitas, asesinado por querer tomar ventaja. Alice Longabaugh se quita la vida, impulsada por su miedo. Los recolectores de almas tienen razón en que solo hay dos tipos de personas: “muertas o vivas”, pero esto no quiere decir que sean los únicos en la diligencia que atinan en sus cavilaciones.

Todos los pasajeros son acertados en sus percepciones, pero independientemente de todo lo que exponen, el aforismo de los recolectores sostiene que la muerte es el común denominador inevitable para todos. El Irlandés canta una última canción “Pills Of White Mercury” sobre un hombre que se está muriendo lentamente de sífilis y El inglés, hace un relato que es prácticamente un tratado sobre cómo los humanos intentan procesar el momento de su muerte.

Los Coen presentan un mundo con rápidas repercusiones, pero también aleatorio, donde la única certeza es la muerte. Y de esta forma, hay una afirmación sobre la vida en “Los Restos Mortales”; sin importar nuestros puntos de vista y certezas totales, al final todos vamos a morir. Esto no es un ideal nihilista (“Ser nihilista debe ser agotador”, se burla El Dude cuando ve que el nihilista se duerme en la piscina en The Big Lebowski), sino que simboliza cómo todos estamos conectados de la manera más oscura. Una Dama que nunca se cruzaría con alguien tan rudo como el Cazador, pero tiene que compartir la misma diligencia con él. Ambos van al mismo lugar. Su destino sigue siendo el mismo. 

El carruaje se detiene en un hotel. Al llegar ahí, el Francés, la Dama y el Cazador están muy nerviosos, pues acaban de entender que la puerta de entrada es el acceso al más allá, no es un hotel normal como se suponía. En el interior hay una gran escalera que asciende hacia un lugar resplandeciente.

♫ Tengo seis bonitas damas para llevar mi ataúd. Seis bonitas damas, para llevar mi paño mortuorio. Dale a cada una un ramillete de rosas, para que no me huelan mientras van por el camino ♫

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s